candidata.es.

candidata.es.

Hablemos de género: Las mujeres en la política

Hablemos de género: Las mujeres en la política

Introducción

Cuando hablamos de la política y la participación de las mujeres en este ámbito, es evidente que aún hay mucho por hacer. La participación de las mujeres en cargos políticos ha sido históricamente limitada, y aunque en la actualidad hemos conseguido avances significativos en este ámbito, todavía existe una gran brecha de género en la política. En este artículo vamos a analizar esta situación, hablando sobre los principales problemas a los que se enfrentan las mujeres en la política, las barreras que deben superar para conseguir ser elegidas y cómo podemos empoderar a más mujeres para que participen en la política.

La brecha de género en la política

La brecha de género en la política es una realidad en muchos países de todo el mundo. Según datos recogidos por la Unión Interparlamentaria, solo el 24,3% de los miembros de los parlamentos nacionales eran mujeres a principios de 2019. Aunque esto supone un aumento del 11,3% respecto a los datos de hace 25 años, la cifra aún está muy lejos de la igualdad de género. Este desequilibrio de género no solo se produce en las posiciones de alta jerarquía, sino que también se extiende al ámbito local y regional. Las mujeres tienen menos probabilidades de ser elegidas para cargos políticos en todos los niveles del gobierno, y esto se debe a una serie de barreras estructurales que limitan su acceso a la política.

Las barreras que enfrentan las mujeres en la política

Una de las principales barreras a las que se enfrentan las mujeres en la política es la falta de financiación. A menudo, las candidatas femeninas tienen menos recursos que los candidatos masculinos, lo que dificulta su capacidad para llegar a los votantes. Esto se debe porque las mujeres tienen menos acceso a las redes de financiamiento que generalmente apoyan a los candidatos masculinos. Además, las mujeres a menudo tienen más dificultades para ganarse la confianza de los votantes, lo que puede deberse a prejuicios o estereotipos de género. Las candidatas femeninas son a menudo percibidas como menos competentes que los candidatos masculinos, a pesar de tener la misma experiencia y habilidades. Otra barrera importante es la falta de apoyo y mentoría. Las mujeres tienen menos probabilidades de ser invitadas a unirse a las redes informales de poder que se extienden en la política. Estas redes informales pueden ser claves para el desarrollo profesional y la proyección de una carrera política exitosa. Además, las mujeres tienen menos probabilidades de ser mentores y de recibir mentoría en la política.

¿Cómo podemos empoderar a más mujeres para participar en la política?

Hay una serie de medidas que pueden tomar tanto el sector público como la sociedad civil para empoderar a más mujeres para participar en la política. A continuación, presentamos algunas de ellas:
  • Campañas de concienciación: se deben lanzar campañas para sensibilizar al electorado sobre la participación política de las mujeres. Esto ayudará a cambiar las percepciones de género negativas y a fomentar una mayor participación electoral.
  • Iniciativas de financiación: se deben implementar medidas para mejorar el acceso de las mujeres a la financiación de campañas políticas. Esto puede incluir la creación de fondos especiales para mujeres candidatas, así como la promoción de donaciones de la sociedad civil para financiar candidaturas de mujeres.
  • Programas de mentoría: las mujeres políticas necesitan apoyo y mentoría para tener éxito. Por lo tanto, es importante establecer programas de mentoría que vinculen a las mujeres políticas con otros líderes políticos experimentados que puedan brindarles asesoramiento, apoyo y orientación.
  • Cuotas: se pueden establecer cuotas de género para la representación política, lo que garantizaría que un número determinado de puestos estén reservados para mujeres. Esto facilitaría el acceso de las mujeres a la arena política y ayudaría a reducir la brecha de género.
  • Políticas de equidad de género: los gobiernos pueden implementar políticas que fomenten la equidad de género en la política. Esto puede incluir la adopción de políticas que proporcionen igualdad de oportunidades en la educación, el empleo y el acceso a la financiación, entre otras cosas.
  • Fomentar la participación comunitaria: se debe fomentar la participación comunitaria y el liderazgo entre mujeres jóvenes, lo que cultivaría una base de liderazgo femenino a largo plazo.

Conclusiones

En conclusión, aún queda mucho por hacer para empoderar a las mujeres en la política. Las barreras estructurales continúan limitando la participación femenina en la arena política, y es importante que se tomen medidas para abordar esta situación. Las iniciativas deben ser implementadas por los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y la comunidad en general para brindar apoyo, mentoría y financiamiento para las mujeres candidatas. Es fundamental que se sigan tomando medidas concretas y decisivas para abordar la brecha de género en la política y garantizar una sociedad más justa e inclusiva para todos.