candidata.es.

candidata.es.

Las barreras que enfrentaron las mujeres para ejercer su derecho al voto

Las barreras que enfrentaron las mujeres para ejercer su derecho al voto

Introducción

Las mujeres han tenido que luchar por sus derechos a lo largo de la historia, y el derecho al voto no ha sido una excepción. Aunque hoy en día parece algo obvio, no fue hasta hace relativamente poco tiempo que las mujeres del mundo entero pudieron ejercer su derecho a votar en igualdad de condiciones que los hombres. En este artículo, vamos a repasar las barreras que enfrentaron las mujeres para conseguir este derecho tan fundamental.

La historia del sufragio femenino

El sufragio femenino, es decir, el derecho a votar y ser votado, ha sido una larga lucha que ha tomado muchos años. Aunque haya dificultado algunos países han logrado que esto ocurra.

El inicio del movimiento feminista

El movimiento feminista empezó a tomar forma en el siglo XIX, y su objetivo principal era lograr la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. En muchos países se les consideraba ciudadanas de segunda categoría, y por lo tanto, se les negaba esta prerrogativa.

Los movimientos sufragistas

El sufragio femenino fue impulsado por los movimientos sufragistas, que lucharon por conseguir el derecho de las mujeres a votar. Estos movimientos fueron particularmente intensos en Reino Unido y Estados Unidos, aunque también en otros países.

Barreras a la lucha

A pesar de la intensidad y el compromiso del movimiento sufragista, la lucha por el derecho al voto de las mujeres encontró numerosas barreras a lo largo de la historia.

Barreras políticas

Las barreras políticas fueron tal vez las más obvias. Los partidos políticos de la época, en su mayoría, no estaban interesados ​​en promover el derecho al voto para las mujeres. Muchos políticos creían que las mujeres serían influenciadas por los hombres en su vida, en una relación marcada por la autoridad. Además, algunos políticos creían que las mujeres no estaban preparadas para votar y que no comprendían los problemas políticos de la época.

Barreras legales

Las barreras legales también fueron importantes. En muchos países, tales como Reino Unido, el derecho al voto estaba condicionado por el derecho de propiedad. En otras palabras, solo podían votar las personas que eran propietarias de cierta cantidad de tierras. Dado que las mujeres estaban desigualmente representadas en el derecho de propiedad, estuvieron impedidas de votar. De hecho, en algunos países, las mujeres no podían poseer terrenos bajo ninguna circunstancia.

Barreras culturales

Las barreras culturales no deben pasar desapercibidas, no obstante. Muchas personas todavía creen que las mujeres son inferiores a los hombres en términos de inteligencia y habilidades. Esto, por supuesto, hizo que fuera más difícil para las mujeres ser tomadas en serio a la hora de luchar por el derecho al voto.

Avances significativos

Sin embargo, los movimientos sufragistas no perdieron la esperanza. Los logros fueron muchos, y a menudo a costa de un gran sacrificio. Australia, por ejemplo, fue el primer país en permitir que las mujeres se presentaran a las elecciones de los estados. Muchos otros países, como Nueva Zelanda, los Estados Unidos y el Reino Unido, se unieron a lo que se estaba convirtiendo en una revolución global.

El triunfo en el Reino Unido

En Reino Unido, la lucha por el derecho al voto de las mujeres finalmente llegó a su fin en 1918, con la aprobación de la Ley de Representación del Pueblo. Esta ley permitió que las mujeres mayores de 30 años pudieran votar. No fue hasta 1928 que las mujeres obtuvieron el derecho al voto en igualdad de condiciones que los hombres.

El sufragio en Estados Unidos

En Estados Unidos, por otra parte, el sufragio femenino fue aprobado en 1920 con la Decimonovena Enmienda de la Constitución estadounidense.

Conclusión

Es difícil imaginar ahora nuestra democracia sin la participación de las mujeres. Todo lo que ahora damos por sentado, fue obtenido a través de un compromiso y sacrificio. Las mujeres han enfrentado innumerables barreras en su lucha para ejercer su derecho al voto. Sin embargo, a través de la persistencia y la dedicación, se lograron grandes cambios. Hoy en día, es nuestra tarea de celebrar la lucha del pasado y trabajar juntos en la eliminación de todas las barreras que aún hoy puedan sentir las mujeres.